Hay un sábado de común denominadores

-La información nos hace libres. Y sin embargo empresas y gobiernos son cada vez más opacos para la ciudadanía [y la ciudadanía más transparente para ellos]. Por eso en la práctica queremos seguir ejerciendo este derecho en todos los espacios, como lo proponen en esta cartilla en la que Felipe va en busca de información sobre concesiones a megaproyectos en su territorio.

-Y porque este desbalance de poder también sucede en el espacio digital es necesario caminar Hacia una nueva ética informativa, seguir hilvanando conciencia en torno a los Monopolios tecnológicos y la evolución del capitalismo y revisar [nuevamente] por qué La neutralidad de la red es importante para todos.

-Además tenemos que reeducarnos para saber mostrar esa información con otra mirada. Para eso este gran recurso propuesto por La Marea: el Taller de género y comunicación es un espacio de autoformación donde se ofrecen ‘técnicas periodísticas para desterrar viejas prácticas y los discursos que perpetúan la violencia machista’. Solo basta con ‘Viajar al pasado [nuestro presente] para comprobar que ¡aún tenemos muchos derechos por los que luchar!’ En esta gran propuesta de Sulá Batsú podemos reflejarnos una y otra vez: Hope y el código femenino, un web comic para compartir. Y otra propuesta, esta vez desde Chicas Poderosas que convocan a participar en una jornada de entrenamiento para explicar la desigualdad de género en la política del Triángulo Norte de Centroamérica. Si estás en El Salvador, Guatemala y Honduras hay becas disponibles para el taller.

-Es más, imaginemos un espacio [físico y digital] donde compartir esa información no sea delito, como por ejemplo se propone desde Libre acceso a hardware científico: Hacen hoja de ruta para garantizar desarrollo colaborativo. La compartición de las buenas ideas, liberadas abiertamente también permite que proyectos como ‘Consul’, el software libre que creó el Ayuntamiento madrileño para su plataforma de consultas ciudadanas ya haya sido replicado en 16 países. Esto y más nos cuentan en La hacker de Carmena… Y siempre es posible encontrar buena documentación si usas software libre. Como este completo repositorio de tutoriales que crearon desde Huayra.

-También podemos pensar la ideología de lo libre aplicado a la cultura. En La edición digital como metodología nos explican sobre la licencia LEAL que se ajusta a las necesidades de este nuevo modelo de edición al permitir usar, copiar, reeditar, modificar, distribuir o comercializar y a la vez poner a disposición los archivos editables para que otras y otros podamos hacer lo mismo.

-Todas estas son prácticas que nos permiten no entramparnos en La maldición de la tecnología a medias. Dicen allí que tener espíritu crítico frente a las tecnologías que usamos ‘no nos convierte en herejes, sino que es una acción constructiva y necesaria para evitar trabar el avance y encerrarnos en nuestra tecnología. Por el contrario, tenemos que dejar que nos libere’. La invitación queda hecha.

@sursiendo

 

Deja un comentario

12 − 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.