Hay un sábado de común denominadores

-Vivimos en un mundo rodeado de términos y condiciones. ¿Seguro que las aceptamos? Veamos de qué se trata cuando clicamos ‘I Agree’. Transitamos, además La silicolonización del mundo al darnos cuenta del «desposeimiento (…) de la autonomía de nuestro juicio causada por el hecho de que el principal resorte de este modelo económico depende de la neutralización de la libre decisión y de la espontaneidad humanas». Y entonces es Cuando nuestros pensamientos dejan de ser nuestros.

-Parece que cada vez más la tecnología [al menos la mainstream que es la que mayormente tenemos a la mano] nos sumerge en una tendencia catastrofista opuesta al ciberoptimismo de las décadas anteriores, y por eso ya sentimos El malestar en la cibercultura. Pese al camino que nos falta por recorrer para poder tener más libertad en los entornos digitales, ya estamos alertas. Cinco años después de la histórica filtración de datos de la NSA, Edward Snowden hace balance de lo conseguido en la lucha contra la vigilancia masiva por el Estado y los servicios de inteligencia: «El Gobierno y las empresas se han aprovechado de nuestra ignorancia, pero ahora lo sabemos». Y este mayor conocimiento de las situaciones actuales hacen que podamos reclamar Que nadie secuestre el Big Data, porque «sabemos que los datos y los algoritmos no “hablan” por sí mismos y que no son neutrales».

-Pero la marea sube y baja: tras seis años de confinamiento por las filtraciones que anteriormente había realizado Wikileaks, Se cierra el círculo alrededor de Julian Assange. Porque por mucho que digan los gobiernos del mundo, el acceso a la información nos sigue siendo vedada. Será por eso que en México El IFT [dice que] informó por primera y última vez sobre la intervención de comunicaciones privadas.

-Así que para inspirarnos nos quedamos con las Rebeldías en común  [libro disponible para descarga gratuita]; nos proponemos aprender de otras prácticas a través de estas entrevistas a algunos de los productores y productoras que regularmente producen podcast sobre radios y tecnologías libres; y conocemos a Claudia Olmedo, la hacker salvadoreña que creó un Monstruo.

– Porque sí queremos construir diferente a éste que es Un sistema que promueve la violencia de género en línea y para ello nos hacemos eco de las reflexiones de Remedios Zafra en Espacio privado, relaciones online, identidad y deseo: «Internet expone al cuerpo a un estado de conflicto y potencia… habitar la complejidad de la época requiere hoy imaginar creativamente lo que viene, concientes de que nuestra elección no es si estar o no en una habitación conectada, nuestra elección es si estando necesariamente conectados elegimos fuerzas creativas o fuerzas de domesticación». ¡Que la creación nos acompañe!

@sursiendo

 

Deja un comentario

15 + 19 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.