Hay un sábado de común denominadores

-Datos, datos y más datos. A veces pareciera que nos rodean [¡y nos agobian!], por eso es importante tener a la mano Las Claves para Mejorar la Protección de Datos: Guía para la participación en políticas de protección de datos [ahora en español]. Para entender un poco más sobre las muchas facetas que esta cuestión implica al hablar de datos en el terreno digital, por aquí les dejamos Avatares, un dossier para explorar calmadamente, que en su último número está dedicado a Algoritmos, Big Data y automatización social. Y por cierto, pasando de automatismos ‘virtuales’ a los ‘reales’, nos encontramos con Robots personales: ¿los acompañantes del futuro?

-Es cada vez más claro asumir a internet como un territorio. Y complejizar el pensamiento y las prácticas en torno a su cuidado, por eso nos invitamos a Defender los territorios (digitales) sin dejar huella. Tal parece que tiene ser desde ahí, desde los autocuidados, sin dejar de poner el dedo donde ‘corresponde’. Porque como dice Paul Mason: “Los gobiernos tienen que dar un paso al frente y romper el monopolio de Facebook”; tanto así que ya estamos viviendo las prácticas colaborativas desde el absurdo: De Airbnb a Uber, la economía ‘colaborativa’ está en manos del gran capital y tenemos que asumir que hasta las ciencias ¿menos capitalistas? le hacen el juego a las corporaciones: Psicología aplicada a las redes sociales, por qué es tan importante un simple botón.

-En las tensiones hay quienes no se dejan embelesar. Y hay en todas las disciplinas, por eso nos da gusto encontrarnos con el proyecto Bioleft de semillas abiertas (algo de lo que también alguna vez hablamos en Conectar, desconectar… y reconectar). Quizás por eso también tenemos una Extinción/Rebelión ¿La hora de la desobediencia civil ante el colapso ecológico?

-Y para quienes se dejan cautivar aún menos, es momento de mirarlo [también] desde los feminismos con Las mujeres, la tecnología y el futuro del trabajo y varios artículos interesantes en el libro Género y TIC, por aquí para descargar.

-Nos vamos con algo de ‘tarea para el hogar’ porque queremos probar [e invitarlas, invitarlos a hacerlo] Una app para recuperar la soberanía colectiva sobre nuestras cuerpas lanzada por el Partido Pirata Argentino y que nos permite «conocer la ubicación y el recorrido de un grupo de celulares Android, de forma tal que podemos saber la ubicación de nuestras compañeras… El uso es anónimo y ad hoc, no registramos direcciones IP ni solicitamos registro de cuentas con validación de identidad» ¿a que suena bien?

@sursiendo

 

Deja un comentario

cinco × cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.