Internet Freedom Festival en su quinta edición; Sursiendo en su primera participación

La semana pasada se realizó el quinto Internet Freedom Festival (IFF) en Valencia, un encuentro internacional que reúne a una variedad de comunidades alrededor de temas de internet y derechos digitales.

En esta edición Sursiendo participó por primera vez presentando el taller “Rumbo a tecnologías disidentes: mapeando las rutas de la producción tecnológica para imaginar futuros en común” [Towards dissident technologies: mapping the routes of technology production to imagine futures in common]. Nuestra compañera la_jes, junto a nuestra colega Paola Ricaurte, prepararon una sesión de dos horas que se llevó adelante el primer día del encuentro, 1 de abril de 2019.

En los encuentros donde se reúnen comunidades diversas y días intensos, el tiempo transita de otro modo. Es una sensación que se repite tanto en los encuentros de comunidades indígenas y campesinas en los que hemos participado desde hace ya 10 años como en los de tecnología, como el IFF.

No sabíamos cómo sería esta quinta edición, la primera para nosotras. Estábamos ilusionadas con estar presentes allí para compartir un pedacito de las inquietudes que venimos reflexionando desde hace ya un tiempo, queríamos poder hablar desde los hechos sobre las diversas dimensiones que implican la producción tecnológica, nos interesaba dialogar y pensar en torno a la biodiversidad tecnológica. Intentamos hacer un primer acercamiento a ello en esta experiencia del taller, o de work-in-progress y que repetiremos en otros espacios de encuentro a lo largo de este año.

Durante esas dos horas de taller pudimos compartir con poco más de 40 personas de diversas partes del mundo las problemáticas alrededor de la tecnología para acabar creando juntas y juntos y propuestas de acción y nuevas narrativas que nos permitan imaginar tecnologías diferentes. En esta ocasión trabajamos en torno a tres dimensiones: rutas de trabajo que involucran una parte de la construcción de las tecnologías que usamos hoy en día; rutas de las afectaciones ambientales que se producen y rutas de afectaciones a los cuerpos de las personas y cuerpos sociales. En breve estaremos compartiendo los materiales y la investigación que desarrollamos para el taller, así como la sistematización de los resultados obtenidos en esta primera experiencia, con la intención tanto de compartirlo abiertamente como de que pueda ser utilizado y remixado por otros grupos y comunidades. Es imprescindible que conozcamos cada vez más y mejor cómo se está construyendo nuestra tecnología actual para poder plantear formas más sostenibles y dignas de hacerlo en un futuro cercano.

El festival nos encontró y reencontró además con una variedad de grupos, personas y proyectos con los que hemos tejido vinculaciones. Fue un festival donde además se puso fuertemente en el centro el tema de los cuidados [sí! los autocuidados digitales pero también los de la corporalidad física y emocional]. Hubo muchas propuestas de trabajo desde los feminismos diversos y también desde las reflexiones técnicas y autónomas.

Cada sesión a la que asistimos tuvo momentos, metodologías, palabras o vivencias que nos llevamos para poder compartir con otras y otros. De las muchas personas y grupos que se compartieron generosamente en esos espacios a lo largo de los 5 días que duró el encuentro nos gustaría en especial destacar dos sesiones: Estrategias colectivas para la seguridad digital con defensores de derechos ambientales [Collective digital security strategies for environmental HRDs], presentada por Moritz, y La desregulación de la vigilancia digital y el mercado de las vulnerabilidades informáticas, presentada por Tes y Mini.

La primera fue una presentación sobre la experiencia de la puesta en marcha de una red comunitaria en el Cauca, Colombia, junto a Colnodo y Rhizomática. Nos interesaba en particular asistir a esa sesión tanto por la temática como porque otra colega nos había puesto en contacto con las personas que la realizaban bajo la premisa de “ustedes tienen que conocerse”. La perspectiva de trabajo que compartieron, las dimensiones de trabajo que involucran y el sentipensamiento con el que realizan el trabajo de seguridad digital para defensores del territorio es una perspectiva que compartimos completamente. Para todas las personas es importante poder reconocernos en el trabajo y las acciones de otras personas. Nos sentimos acompañadas, nos permitimos asignarle [más] sentido a lo que hacemos y nos sonreímos en la complicidad de saber que podemos construir con alguien/es más. Teníamos que conocernos, claro que sí.

La segunda es una investigación y sistematización imprescindible para hacer visible el esquema actual de la industria de las vulnerabilidades. Cómo se descubre, qué pasa y cuáles son los actores involucrados en ese espacio gris que transcurre entre que una vulnerabilidad de un sistema informático es descubierta y se hace efectivo un parche para resolver la vulnerabilidad en los dispositivos del usuario o usuaria final. La investigación no recibió apoyo económico sino ‘solamente’ el compromiso de quienes vieron el bug y se propusieron reportarlo. La investigación está hecha con el corazón y los conocimientos de dos personas que lo hacen desde el convencimiento de la necesidad de poner en evidencia las muchas trampas del sistema y la convicción de compartir el conocimiento desde el espíritu hacker con el que fue desarrollado. La sesión, tanto desde el aspecto técnico como desde el humano es algo que esperamos repitan en otros espacios y momentos.

Hubo muchas sesiones formales e informales, encuentros y descubrimientos y pudimos aprovechar cada momento de esos para poder seguir aprendiendo de cara a nuestro trabajo más local. También nos dimos tiempo para dar una vuelta con el Tour Delirio por el centro de Valencia y comprobar la vigilancia que nos rodea; para encontrarnos con las increíbles mujeres de APC y para asistir a algunas de las varias sesiones que realizaron las y los compañeros del proyecto Tor. Ahora toca regresar para seguir caminando en la construcción de los derechos digitales colectivos en los que creemos.

Como decíamos, pronto estaremos compartiendo más sobre materiales y reflexiones. Mientras tanto les invitamos a darse una vuelta por el programa y los pads que se crearon para cada sesión y así poder asistir asincrónica y digitalmente a las sesiones. Encontrarán información y recursos varios y valiosos y los contactos de las personas que propusieron esos temas. Creemos que este espacio de encuentro trasciende los propios días del festival y proponernos encontrarnos desde las afectividades y reflexiones digitales puede seguir vívido por mucho más días. Ojalá se encuentren con sesiones de su interés y se animen a esos encuentros en ceros y unos.

**(las imágenes que acompañan este texto han sido tomadas en el taller Towards dissident technologies: mapping the routes of technology production to imagine futures in common. La_Jes, 1 de abril de 2019)**

@sursiendo

Deja un comentario

18 + tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.